Distribuidora y comercializadora, ¿tienes clara la diferencia?

¿Te has preguntado cual es la diferencia entre comercializadora y dristribuidora?

Te adelantamos que  poco tienen que ver…

Es frecuente que los consumidores las confundan cuando se menciona al suministro eléctrico. La distribuidora y la comercializadora de energía poco tienen que ver. Descubrimos de qué se encarga cada una de ellas para que entiendas mejor qué te cobran y quién en tu factura de la luz.

Al hablar de suministro eléctrico, es habitual para muchos usuarios no saber diferenciar entre comercializadora y distribuidora de energía. Lo cierto es que conocer bien el papel que desempeña cada una de ellas es algo indispensable para resolver muchos de los problemas o dudas que nos pueden surgir con la luz.

¿Qué es la

distribuidora?

La distribuidora es la compañía “de toda la vida”, la que se encarga de llevar la electricidad a nuestra casa. Es decir, tiende los cables, instala el contador (si lo tenemos en alquiler) y responde que la calidad del suministro eléctrico sea la correcta.

La distribuidora no podemos elegirla. Siempre tendremos asignada la misma. El país está repartido y en función de donde se resida se tienes asignada una u otra distribuidora.

Y como el usuario no puede elegirla, la compañía tampoco puede cobrar a su antojo. El Gobierno se encarga de fijar cuánto debe cobrarla distribuidora por hacer ese trabajo. Ese importe, conocido como tarifa de acceso, es un mecanismo incluido en la tarifa que pagamos por la luz.

¿Qué es la comercializadora?

Con la liberalización del sector, las distribuidoras renunciaron a vender también la energía. Lo que llevo a que todas las distribuidoras crearan otra compañía con este objetivo. Y para poder comercializar la electricidad con la tarifa regulada, tuvieron que crear, además, una comercializadora más.

Las principales compañías eléctricas tienen una empresa distribuidora y dos comercializadoras (mercado libre y regulado). ¿Es fácil identificarlas? Verdaderamente no, ya que utilizan todas ellas nombres y logos muy similares, cuando no idénticos, que hacen complicado diferenciarlas.

La comercializadora podemos elegirla y cambiar a otra cuando lo deseemos, aunque habrá que tener presente si hemos firmado o no un compromiso de permanencia. Es con la comercializadora con la que firmamos el contrato de suministro y ella firma en nuestro nombre un contrato con la distribuidora.

Las tarifas son las convenidas con la comercializadora, que a su vez paga una parte destacable a la distribuidora por las tarifas de acceso. También cada vez que la distribuidora tenga que hacer un cobro, como derechos de acceso o extensión o alquiler de contador; lo hará a través de la comercializadora.

QUÉ HACER

Entonces

¿llamo a la distribuidora o a la comercializadora?

Si tienes un problema con el suministro eléctrico, dependiendo del tipo de incidencia tendrás que llamar a tu comercializadora o a tu distribuidora:

  • Si tienes una avería en la red, debes contactar con la distribuidora que figura en la factura, no con la comercializadora.
  • Si crees que el consumo que te han facturado es erróneo, puede ser un error de lectura de la distribuidora o de la comercializadora, que ha traslado mal esa información en la factura.
  • Si quieres cambiar de comercializadora porque no leen el contador y las facturas son estimadas, eso es responsabilidad de la distribuidora, así que con la nueva compañía tendrías el mismo problema.
  • Si quieres cambiar de potencia o cambiar a discriminación horaria, es la comercializadora quien debe tramitar tu solicitud ante la distribuidora, y esta es la responsable de hacer el cambio.
  • Si te están aplicando mal una tarifa, es responsabilidad de la comercializadora, siempre y cuando no sean los conceptos generados por la distribuidora, como alquiler de contador, derechos de enganche, de extensión…

Todo está constituido para que los usuarios puedan comunicarse  siempre con la comercializadora y que puedan hacer a través de ella sus gestiones ante la distribuidora, pero también puedes contactar con la distribuidora directamente si tienes algún problema de su responsabilidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados

5 libros para ahorrar dinero que pueden ayudarte

5 libros para ahorrar dinero que pueden ayudarte

Si te gusta la lectura y también necesitas ahorrar te recomendamos 5 libros para ahorrar dinero que pueden ayudarte. El dinero no da la felicidad, (o eso dicen) pero no podemos negar que tener estabilidad económica nos hace despreocuparnos de muchas cosas. Por ello,...

Cómo superar la cuesta de septiembre en 2021

Cómo superar la cuesta de septiembre en 2021

Superar la cuesta de septiembre en 2021 Uno de los momentos más difíciles del año desde el punto de vista económico para las familias es, sin duda, la cuesta de septiembre. Pasada la época estival -y sin margen de maniobra-, es el momento de la vuelta al cole con todo...

Abrir chat
¿Quieres ahorrar en tu recibo de la luz?